Logo Verificiencia

Gravedad repulsiva, pseudociencia y pseudoperiodismo

En los últimos días (2014,) he seguido con fascinación mezclada con horror la saga de la “gravedad repulsiva” de Alejandro Gallardo. Quisiera aquí resumirla y hacer un par de comentarios al respecto. Sobre todo quisiera contestar a dos preguntas. Primero, ¿qué es lo que sucedió? Y segundo: ¿por qué produjo tanto revuelo en la comunidad científica?

Lo sucedido

Hace tres o cuatro días yo y otros miembros de la comunidad científica mexicana (estudiantes de posgrado, posdocs, investigadores, etcétera), nos enteramos de una conferencia sobre algo llamado “Gravedad Repulsiva” programada en el Auditorio Barros Sierra de la Facultad de Ingeniería de la UNAM para el jueves 20 de marzo del año en curso. En el cartel del evento se hacían ya declaraciones muy fuertes, rayando en el delirio de grandeza: “Tesis desarrollada en la Facultad de Ingeniería que postula una modificación a la Ley de Gravitación Universal, que de corroborarse experimentalmente, provocaría un impulso exponencial en la Ingeniería automotriz, aeronáutica y aeroespacial, además del Primer Premio Nobel de Física para la UNAM, para México y para Latinoamérica”. Bueno, se vale soñar.

Lo que no se vale es usar el prestigio y los recursos de las instituciones que hacen ciencia para la pseudociencia y la autopromoción.

 
Investigando un poco, la historia, hasta donde puedo determinarla, es que Alejandro Gallardo es un estudiante de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, que está (o quiźa estaba) por presentar su examen de grado en estos días (sin ningún sinodal del área de gravitación) y que tiene alguna relación con la sociedad de astrónomos aficionados que ostensiblemente organizaba la conferencia. Desde hace al menos diez años labora en un intento de describir una fuerza de repulsión gravitatoria usando álgebra elemental, falsando así tanto la gravedad Newtoniana como la Relatividad General. En esto es similar a innumerables personas que hacen ciencia marginal o pseudociencia (entendida como algo que no es ciencia pero que pretende hacerse pasar por ciencia).
Si bien el problema de demarcación es un problema interesante e importante en filosofía de la ciencia y la frontera entre ciencia y no-ciencia puede no ser una línea bien delineada, sino tener franjas de nadie, la “gravedad repulsiva” no es un caso límite o controversial: la más somera inspección de la tesis deja claro para cualquier físico que se trata de un trabajo que no reúne los más mínimos requisitos de coherencia, rigor y sentido físico. Empieza eliminando la relatividad y la cuántica y termina prometiendo autos voladores en el Laboratorio de Máquinas Térmicas de la Facultad de Ingeniería de la UNAM.
Sin detenernos demasiado en los problemas técnicos del trabajo, hay que decir que no está publicado y que no ha aprobado un proceso de revisión de pares, muy probablemente porque en su forma actual esimpublicable (i.e., no cumple con requisitos mínimos de originalidad, legibilidad, calidad técnica y rigor matemático). Se trata de un escrito que ignora o malinterpreta todos los avances en gravitación de la segunda mitad del siglo pasado, en particular las pruebas de precisión de relatividad general, y comete sistemáticamente errores cómicos, como hablar de los “gravitrones” o pensar que la lógica está fundamentada en el teorema de Pitágoras. Como es típico de la pseudociencia, que se obsesiona todavía con el experimento de Michelson y Morley y con el eclipse de 1919, está desconectado de la investigación contemporánea. Para decirlo en una frase: el autor no se ha molestado en entender la ciencia que pretende refutar.

El revuelo

Ahora, eso en si no es ni notable ni interesante. Como dice Pascal Boyer en Cómo encontré errores flagrantes en los cálculos de Einstein:
Los chiflados de verdad interesantes son los que realmente, seriamente intentan hacer ciencia, porque sus productos y sus fallos nos dicen cosas importantes acerca de la ciencia misma.
En este caso, sin embargo, el interés no proviene de la teoría marginal misma, sino de los eventos que rodean su promoción en el seno de una institución como la UNAM. En efecto, fantasiosos y fantasías pseudocientíficas hay y habrá muchos; lo inadmisible es que sean cobijados por instituciones serias. Es grave que la Facultad de Ingeniería use sus recursos para un evento que promueve pseudociencia de lo más chafa, y es grave que se involucre al Instituto de Astronomía de la UNAM y a sus investigadores, diciendo que estos avalan la calidad del trabajo. Al menos eso es lo que parecía que estaba sucediendo y lo que produjo la respuesta de muchos miembros de la comunidad, principalmente a través de las redes sociales, pidiendo una toma de postura de la Facultad de Ingeniería y del Instituto de Astronomía.
Eventualmente vino el correspondiente deslinde del Instituto de Astronomía de la UNAM:

y la noticia de que se cancelaba la “conferencia magna”.

Ignoro la reglamentación relevante de la Facultad de Ingenierías, pero no es claro para mí como puede cancelarse un examen de grado. (¿No había sido ya revisado y aprobado el trabajo por los sinodales?). Sea como sea, creo que el episodio pone en evidencia ciertas debilidades institucionales. ¿De verdad habrá profesores en nuestras instituciones públicas que son incapaces de distinguir “entre chifladuras y trabajos serios”? (No es este, por supuesto, el único caso.)

 
Donde claramente son incapaces de distinguir entre chifladuras y trabajos serios es en La Crónica, periódico que publicó esta nota, con toda la pinta de un serio candidato a un premio de antiperiodismo o quizá de una inserción pagada. Se trata de un ejemplo representativo de la pobreza del periodismo mexicano en cuestión de ciencias. Nada hubiera sido más sencillo que levantar el teléfono y pedirle a cualquier investigador del área de gravitación su opinión para poner en evidencia la engañifa. Es también un ejemplo de la tendencia de la pseudociencia de querer hacer ciencia a base de periodicazos.
Aquí hay otra nota (¡de 2008!), en el mismo tenor:

Ahora, una estrategia habitual de charlatanes y engañabobos es la victimización. Y esa fue la estrategia de Gallardo cuando en los foros en redes sociales donde se congregan físicos mexicanos, o se combate y critica la pseudociencia, su trabajo fue cuestionado. La línea argumental es fácil de resumir:

 
Si no le creyeron a Galileo y a mi tampoco me creen, entonces soy Galileo.
La respuesta adecuada, me parece, es la que da Carl Sagan en El Cerébro de Broca:
El hecho de que se rieran de algunos genios no significa que aquellos de quien se ríen son genios. Se rieron de Colón, se rieron de Fulton y se rieron de los hermanos Wright. Pero también se rieron de Bozo el payaso.
Pero en el universo paralelo de La Crónica, recibir una lluvia de críticas y no convencer a nadie es señal de tener la razón.
Por último, el ingeniero comenta que durante 12 años de investigación tuvo que corregir 51 argumentos contrarios y desde entonces ha contado con el aval de 35 investigadores de la UNAM, entre ellos Alejandro Farah Simón, doctor en ingeniería y perteneciente al Instituto de Astronomía de la UNAM.
Después del deslinde del IA-UNAM es difícil saber si en efecto Alejandro Farah Simón haya asesorado y avalado el trabajo de marras (aunque en efecto aparece como sinodal); pero en todo caso es claro que no tiene una formación como físico, y menos en el área de teorías alternas de la gravedad. Es por demás curioso que el sinodal del Instituto de Astronomía sea un técnico académico que se dedica a la instrumentación en optoelectrónica y no, pongamos, Xavier Hernández Doring, que en efecto trabaja con modificaciones a la gravedad.
Me parece grave el intento de hacer ciencia a base de periodicazos porque representa un intento de evadir los procesos normales de la ciencia, y porque contribuye a dañar el entendimiento público de la ciencia. En esto, por supuesto, La Crónica ha sido cómplice.

¿Final feliz?

Se haya o no suspendido el examen de grado (lo cuál también sería muy fuerte) me parece que el daño está hecho. Tendría que explicar la Facultad de Ingeniería en que punto fallaron sus reglas y controles. Si el trabajo no tenía la aprobación de director de tesis y sinodales ¿por qué estaba programado? Y si en efecto la tenía, ¿como es que los sinodales y el director de tesis pudieron admitir un trabajo de tan poca calidad?
¿Cuándo se perdió la capacidad de distinguir entre realidad y fantasía, y quién fue el que la perdió?


Por Selim Gomez Avila , 2014,

Modificado por última vez en Lunes, 18 Marzo 2019 02:37

5 comentarios

  • Newton 2019.

    publicado por Newton 2019.

    Lunes, 14 Octubre 2019 02:40

    A través de este medio solicito su apoyo para poder eliminar esta página donde se difama ilegalmente al Ingeniero Alejandro E. Gallardo Enríquez y a la UNAM que aprobó la Tesis como válida, el autor utiliza documentos falsos que fueron publicados y luego aclarados por los responsables, se trata de su dicho en contra de una tesis que fue aprobada por el Comité de Titulación de la Facultad de Ingeniería, por lo que se solicita respetuosamente que toda esa página sea totalmente eliminada con base en las referencias irrefutables que se anexan y que demuestran claramente la total falsedad de este artículo difamatorio que ataca a un ciudadano totalmente inocente, le agradezco su atención a la presente, esperando la seriedad, profesionalismo, legalidad, ética y responsabilidad de sus editores.

    1.- El punto de acuerdo urgente resolución del Senado de la República:

    http://www.senado.gob.mx/64/gaceta_comision_permanente/documento/81022?fbclid=IwAR1B8FX79SqsHLdsibBNgr4RcAIl-xKG1_P6QFXk7td7mK1BCYMNB-KtXIM

    2.- El Dictamen de la Defensoría de los Derechos Universitarios de la UNAM:

    https://www.defensoria.unam.mx/defensoria/comunicados

    3.- La Retractación Pública de la Sociedad astronómica:

    http://www.cronica.com.mx/notas/2014/863005.html?fbclid=IwAR2iWlz2z0oqNKtIiIRVKyteKiOHEMY4_wEQh9KtYrse-rkswAJxL0TqH8M

    4.- La Tesis de Gravedad Repulsiva con otra Editorial:

    https://vdocuments.mx/tesis-alejandro-gallardo-gravedad-repulsiva.html

    Reportar
  • Ge Boro

    publicado por Ge Boro

    Viernes, 07 Junio 2019 05:49

    Oye Newton, pero entonces no tienes nada publicado por revisión por pares, y tampoco tienes tesis aceptada en la UNAM, por lo que ni sinodales que la respalden tienes... y lo que tienes es un periodicazo en la crónica (¿?)... neto tu sí te lo crees? Porque yo creo que ni tu papá se lo traga

    Reportar
  • Isai Ruiz

    publicado por Isai Ruiz

    Jueves, 06 Junio 2019 18:00

    Es inadmisible como el señor Gallardo (porque no le merece el título de ingeniero) quiere auto promocionarse a base de periódicazos y acusaciones.
    Si tienes algo de dignidad Gallardo deberías dejar toda esta farsa y dedicarte a dejar de chingar al prójimo.

    Reportar
  • Iván Hernández

    publicado por Iván Hernández

    Jueves, 06 Junio 2019 17:34

    Estimado ingeniero gallardo lo invitamos al grupo de Facebook becarios conacyt sin censura para dar a conocer su opinión al respecto

    Reportar
  • Newton 2019.

    publicado por Newton 2019.

    Miércoles, 22 Mayo 2019 02:10

    ADVERTENCIA ESTA ES UNA PÁGINA DIFAMATORIA: Este corrupto autor pseudocientífico de Selim Gómez Ávila, miente de manera deliberada y distorsiona la realidad sin ética alguna en este artículo, que fue diseñado con la total intención de dañar el prestigio del Ingeniero Gallardo, por lo que toda esta información falsa y tergiversada debe ser eliminada.
    Se solicita el profesionalismo, seriedad y responsabilidad de los directivos y editores de Verificiencia, para que analicen con profundidad este artículo plenamente difamatorio como se demuestra a continuación, ya que sólo menciona la información que se demostró como falsa, sin mencionar todo lo sucedido posteriormente durante las aclaraciones institucionales, aun cuando haya corregido su artículo posterior a ello.
    1.- Toda la información que maneja la sustenta en dos comunicados públicos emitidos por el Instituto de Astronomía y SAFIR, la Sociedad Astronómica de la Facultad de Ingeniería, sin embargo, seis meses después quedó plenamente demostrado que ambos comunicados contenían información falsa y ambos organismos lo aceptaron públicamente, de tal modo que todo este artículo quedó sin fundamento alguno, pero el corrupto autor que lo firma, se negó a hacer la aclaración pública sobre su grave error sustentado en los errores de otros más y mantuvo su postura sin mencionar lo sucedido posteriormente, haciendo modificaciones incluso hasta este año, aunque fue un hecho público continuado y registrado por el periódico la Crónica de México, lo que demuestra su clara intención de dañar a un ciudadano inocente a expensas de conocer la verdad histórica de los hechos.
    2.- El examen profesional fue inicialmente cancelado el 20 de marzo de 2014, cuando la dirección del Instituto de Astronomía emitió un comunicado con información falsa en contra del tesista, mismo que por confusión fue utilizado por la Sociedad Astronómica de la Facultad de Ingeniería (SAFIR) para emitir otro comunicado falso, por lo que el tesista presentó denuncia ante la Defensoría de los Derechos Universitarios de la UNAM (DDU), quien concluyó que se había tratado de un error administrativo.
    3.- Por lo que el 17 de septiembre del mismo año la Defensoría emitió un comunicado aclaratorio firmado por el Ombudsman Universitario y los Directores de la Facultad de Ingeniería y del Instituto de Astronomía donde aceptaban su error, por lo que se reinstalaron todos los derechos del tesista, incluyendo el examen profesional con la tesis indicada, de tal modo que los comunicados tanto del Instituto de Astronomía como de SAFIR quedaron sin efecto legal alguno, posteriormente SAFIR emitió un comunicado de retractación pública donde acepta el dictamen de la DDU a favor del tesista.
    4.- Sin embargo, durante el tiempo que tardó la aclaración aparecieron múltiples ataques en internet, incluyendo este artículo denunciado, que provocaron que una turba de cientos de mediocres emitieran miles de insultos en las redes sociales, pero cuando se aclaró el asunto casi todos desaparecieron, sin embargo el autor corrupto de este artículo que aún sigue siendo utilizado como bandera pública durante múltiples ataques, en vez de aceptar que se había basado en información falsa que después fue aclarada institucionalmente, mantuvo su difamatoria postura y escondió la realidad deliberadamente sin ética alguna.
    5.- Como referencias tenemos el primer reportaje del periódico la Crónica de México, donde se describe positivamente la tesis, el segundo reportaje donde se informa de los comunicados públicos falsos y el tercer reportaje donde SAFIR se retracta y acepta el dictamen de la Defensoría respecto de las falsedades publicadas en el segundo reportaje, de tal modo que en este artículo únicamente toman el segundo reportaje e ilegalmente ignora el tercero aclaratorio, dejando todas las declaraciones falsas como válidas y de las cuales se retractaron ambos organismos, del mismo modo en que manipula toda la demás información de manera turbia, obscura y deshonesta.
    Primer Reportaje: http://www.cronica.com.mx/notas/2014/822515.html
    Segundo Reportaje: http://www.cronica.com.mx/notas/2014/822804.html
    Tercer Reportaje: http://www.cronica.com.mx/notas/2014/863005.html
    6- El Ingeniero Alejandro Gallardo Enríquez recibió en febrero 2016 su título de Ingeniero Mecánico Electricista por parte de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, a través del examen general de conocimientos sobre la tesis que se trata de desprestigiar en este artículo, la cual fue revisada exhaustivamente por el Comité de Titulación hasta que no quedó duda alguna de que se trata de una tesis matemáticamente irrefutable:
    https://es.scribd.com/document/213366500/Tesis-Alejandro-Gallardo-Gravedad-Repulsiva
    7.- Posteriormente la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública le otorgó su Cédula Profesional en agosto de 2016, de tal modo que este artículo se trata a todas luces de una versión totalmente tergiversada en contra de la versión pragmática de la realidad sustentada por la titulación de la Facultad de Ingeniería.
    8.- De tal modo que se verifica claramente que este artículo fue diseñado específicamente para atacar y difamar el prestigio del Ingeniero Gallardo, ya sea por cuestiones personales, para quien trabaje o de otra índole no apegadas a la ética ni la legalidad, ya que dicho autor demuestra una postura aberrante con plena intención de dañar aun cuando tiene pleno conocimiento de la verdad histórica de los hechos.
    9.- Además de todo lo descrito, el artículo está plagado en casi todos sus párrafos de falsedades elaboradas, insultos despreciables, conclusiones mediocres, comentarios subjetivos, apreciaciones personales y falacias tanto científicas como académicas que intentan darle una aparente seriedad que este autor mediocre no logra en ningún momento si se verifican debidamente todos los datos mencionados.
    10.- Por todo lo anterior, se solicita respetuosamente que todos los artículos de este pseudocientífico mejor conocido como Selim Gómez Ávila, sean revisados para evitar otros ataques a otros ciudadanos inocentes, ya que queda demostrado que está utilizando esta plataforma cibernética para agresiones con fines personales sin ética alguna y se solicita que este artículo difamatorio no sea modificado ni eliminado, siempre y cuando aparezca en la parte superior toda esta respuesta en todo momento, para que los lectores tengan las dos versiones y conozcan la realidad pragmática de los hechos, todo en beneficio del desarrollo científico y tecnológico de México, por su atención muchas gracias.

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Cómo los anti-amalgamas estafan a las personas: La estafa de la "toxicidad por mercurio"

    Hace más de 50 años, Orson Welles aterrorizaba a sus radioescuchas al narrar una ficticia invasión proveniente del planeta Marte a New Jersey. El 23 de diciembre de 1990, el programa “60 minutos” de la televisora CBS logró un efecto similar al anunciar que la boca de los norteamericanos estaba siendo invadida por toxinas.

  • La iridología es una tontería

     La iridología (también conocida como diagnóstico del iris) se basa en la extraña creencia de que cada área del cuerpo está representada por un área correspondiente en el iris del ojo (el área coloreada alrededor de la pupila).

  • "Hipersensibilidad electromagnética" No es un diagnóstico válido

    La Hipersensibilidad Electromagnética (HSE), también llamada sensibilidad electromagnética (SEM), es una supuesta afección en la cual las personas creen que muchos problemas de salud comunes son causados por la exposición a campos electromagnéticos (CEM).

  • Mentiras embotelladas: el agua alcalina no mejora tu salud

     La creciente oferta de agua alcalina, que asegura aumentar la calidad de vida de sus consumidores; esa afirmacion no está justificada con estudios científicos que comprueben los beneficios que pretende tener, entre los que destacan reforzar el sistema inmune, hidratar mejor que el agua común, combatir el cáncer, etc.

  • Psíquico por un día

    El miércoles 15 de enero de 2003, grabé un programa de televisión con Bill Nye en Seattle, Washington, para una nueva serie de ciencias de PBS titulada "Eye on Nye". Esta serie es una versión para adultos de la exitosa serie infantil de Bill, de 100 episodios, "Bill Nye the Science Guy". Este segmento de 30 minutos fue sobre psíquicos y hablar con los muertos. Aunque he analizado el proceso y lo he escrito ampliamente en Skeptic, Scientific American, How We Believe y en www.skeptic.com, tengo muy poca experiencia en hacer lecturas psíquicas.

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba